5.11.08

Ora sí

Ya nos dieron nuestra calaverita (calaverota).

O más bien a los pobres dones que viajaban en aquella aeronave (sniff, y yo ni los conocía).

Y qué tal ese Osam...perdón, Obama, ¡que se la lleva!

Felicidad y tristeza.

Ying Yang.

...


Bueno, basta de mamadas, mejor sigamos el ejemplo de los trabajadores de Palmas:




:)

3 comentarios:

  1. lo que nadie sabe;

    todos los caminos llevan al infierno

    ResponderEliminar
  2. pues te cayó del cielo la respuesta... saludos!

    ResponderEliminar
  3. hi totolalo, me acorde de ti porque lei que el que es fue a madonna y pense en conciertos y en cuando fui al palacio de deportes musicales y te vi y todo eso, siglos ha. saludos

    ResponderEliminar